La importancia de la estructura

Nuestras primeras publicaciones han hablado sobre las principales ideas sobre las que estaremos hablando mientras te ayudamos a ser la mejor mamá posible cuando se trata de enseñar hábitos de alimentación saludables a tus hijos/as. Hoy, hablaremos con un poco más de detalle sobre la estructura, la cual es una herramienta que los padres pueden utilizar de distintas formas para promover que los/as niños/as desarrollen su competencia. Al hablar sobre la estructura, definiremos qué es, por qué es importante, y las formas en las que puedes implementarla en casa. Cuando hablemos sobre esto, ¡también te daremos un adelanto de las futuras publicaciones que vienen en camino!

Foto por Stephanie Harvey de Unsplash

¿Qué es la estructura?

Cuando se trata de alimentar a tus hijos/as, la estructura es la forma en que los padres actúan, hablan y definen límites con respecto a la comida. Esto incluye cualquier cosa, desde acciones en las tiendas de abarrotes, los alimentos que compras y llevas a tu casa, el momento del día en el que tu hijo/a consume sus comidas, hasta lo que tú, como madre de familia, consumes. ¡Sabemos que parecen muchas cosas! Pero en realidad lo que significa es que hay muchas formas a través de las cuales puedes promover estructura durante la rutina de tus hijos/as, de manera efectiva y que los ayude a tener hábitos de alimentación saludable.

¿Por qué es importante la estructura?

La estructura ayuda a los/as niños/as a entender y respetar los límites y expectativas sobre la comida. La mejor parte es que ¡TÚ, mamá, pones los límites! Tener expectativas y limitaciones consistentes, como por ejemplo: establecer que la familia siempre pruebe los alimentos nuevos que se sirvan, ayuda a establecer hábitos de alimentación saludables. Tener un poco de estructura alrededor de los alimentos ayuda a guiar a tu hijo/a para que se sienta apoyado/a y empoderado/a para comer saludable, lo cual aumenta su competencia alrededor de los alimentos.

¿Cómo podemos fomentar la estructura en casa?

Muchas de las recomendaciones presentadas a continuación se mencionarán con más detalle en las siguiente publicaciones, pero estos son excelentes consejos para empezar a crear un poco de estructura en tu hogar.

  • Ten horarios de comidas establecidos: Consumir las comidas aproximadamente al mismo tiempo todos los días ayuda a los/as niños/as a entender en qué momento se ofrece la comida para ser consumida. Esto no quiere decir que debes ser estricta y que los refrigerios están prohibidos, pero sí ayuda a evitar una situación de "alimentos disponibles para todos/as", y permite a los/as niños/as entender cuándo es adecuado comer.
  • Foto por Gustavo Fring de Pexels

    Toma en cuenta lo que comes con tus hijos/as: Los/as niños/as ven lo que sus padres comen, ¡y tienden a copiarlo! Entonces, si tus hijos/as te ven comiendo y disfrutando alimentos saludables, es más probable que coman saludable, ¡al igual que mamá!

  • Considera cuáles alimentos compras, y en dónde los pones una vez que llegan a casa: Si tienes alimentos saludables en casa, es más probable que los/as niños/as los consuman. Lo mismo ocurre con respecto al lugar en el que pones los alimentos en casa. Por ejemplo, si tienes un recipiente con fruta fresca en el mostrador, es más probable que los/as niños/as tomen una fruta como refrigerio cuando tengan hambre. Los alimentos que están disponibles en casa, y que están accesibles para los/as niños/as forman parte de la creación de una estructura saludable.
  • Establece límites: Esto puede ser complicado, pero cuando estableces límites en algunas acciones relacionadas con los alimentos, puedes fomentar hábitos saludables en los/as niños/as. Por ejemplo, puedes restringir los refrigerios después de la cena, de tal manera que sólo haya una porción de palomitas; o puedes decir que los dulces son un alimento ocasional que se consume únicamente durante los fines de semana.

Esta es sólo la punta del iceberg, pero la estructura puede ser muy efectiva para promover la competencia y los hábitos de alimentación saludables en los/as niños/as. ¿Qué tipos de estructuras has establecido en casa? ¿Sobre cuáles de estas recomendaciones te gustaría conocer más?