Por qué la dieta de los padres importa cuando se trata de la alimentación de los/as hijos/as

Como mamá, cuidar a tu pequeño/a es tu superpoder. Sabemos que estas trabajando mucho para criar niños/as felices y sanos. También sabemos que educar a los/as niños/as es un trabajo duro, especialmente cuando se trata de lograr que coman bien. Pero cuidar de tu hijo/a también significa cuidar de ti, mamá. ¿Sabías que lo que las mamás comen puede influir en lo que comen sus hijos/as? ¡Es cierto! Cuando los padres eligen consumir alimentos saludables, se vuelven un modelo positivo para sus hijos/as, lo que motiva a que los/as niños/as tomen decisiones saludables de alimentación por sí mismos/as. En esta publicación hablaremos un poco sobre por qué es importante lo que comen los padres, y discutiremos las diferentes formas a través de las cuales puedes fomentar la alimentación saludable en casa con tus propias elecciones de alimentos.

A los/as niños/as les gusta copiar.

Foto de Pexels por August de Richelieu

A los/as niños/as les encanta imitar lo que hacen sus padres, y es una parte fundamental de cómo aprenden diferentes comportamientos. Lo mismo ocurre con los alimentos. Si los/as niños/as ven a sus padres consumir alimentos saludables o probar nuevos alimentos que nunca habían visto, ¡es más probable que ellos quietan probarlos también! Al asegurarte de incluir alimentos básicos saludables como frutas, verduras/vegetales y granos enteros en tu plato, puedes guiar con el ejemplo y enseñar sobre alimentación saludable.

¡Muestra un poco de entusiasmo!

No sólo es importante que los/as niños/as vean a sus padres consumir alimentos saludables, sino que también ayuda mucho que los padres muestren un poco de entusiasmo al comer esos alimentos saludables. Por ejemplo, podrías decir “¡estoy muy emocionada porque vamos a tener zanahorias asadas con nuestra cena! Este es mi vegetal favorito de toda la vida”, o tal vez puedes decir algo como “guárdenme un poco de arvejas/guisantes, ¡ya saben cuánto me gustan!”. Usar lenguaje positivo sobre los alimentos saludables le indica a los/as niños/as que eso es algo que ellos/as pueden disfrutar también.

Explica por qué te gusta.

Hablar sobre alimentos saludables que te gustan es genial, y usualmente es una forma de empezar una conversación con tu hijo/a, y una oportunidad para enseñarle sobre nutrición. Por ejemplo, si dices que te encantan las zanahorias, tu pequeño/a podría preguntarte por qué, y tú le puedes explicar que las zanahorias te ayudaron a crecer grande y fuerte, y que te han mantenido sana gracias a sus vitaminas y minerales.

Prueba nuevos alimentos.

Foto de Pexels por Elly Fairytale

Probar nuevos alimentos con tu hijo/a es una parte importante sobre fomentar la alimentación saludable y dar un ejemplo positivo para los/as niños/as. Probar nuevos alimentos permite que los/as niños/as se sientan cómodos/as con alimentos desconocidos, en lugar de limitar su dieta a las comidas que ya conocen y disfrutan. Probar nuevos alimentos también ayuda a que los/as niños/as sean más competentes con los alimentos, y se promueve su desarrollo de autonomía, o aprender a tomar buenas decisiones sobre alimentos por sí mismos/as. ¿Quién sabe? Al probar una nueva fruta o vegetal ¡puedes descubrir un nuevo alimento favorito que toda la familia disfrute!

Enseñarle a tus hijos/as a comer saludable es importante, ¡pero tú eres importante también, mamá! Al asegurarte que tu dieta es saludable también le puedes enseñar a tus pequeños/as cómo hacerlo. Estas fueron tan sólo algunas formas para guiar con el ejemplo al comer saludable. ¿Qué otros métodos has utilizado para promover que tus hijos/as prueben nuevos alimentos y coman saludable, como lo hace mamá?