Consejos para mantenerse saludable en casa durante la cuarentena

Ya estamos avanzando en el año escolar, aunque para muchas personas este año ha sido todo menos normal. Sabemos que las mamás se están enfrentando a retos como nunca antes, especialmente cuando los/as niños/as de todas las edades pueden estar aprendiendo desde casa. Cuando todos están en casa, puede ser difícil mantener la estructura durante la semana, e incluso más difícil acordarse de comer alimentos saludables. ¡Ahí es donde entra You’re the Mom! Estamos aquí para ayudarte a navegar la vida cuando se está aprendiendo desde casa, y te apoyaremos con consejos y hábitos útiles que puedes utilizar en esos días en los cuales todos trabajan y aprenden desde casa.  

Considera tus necesidades y las de tus hijos/as antes de establecer un horario.Establecer un horario le da consistencia a tus días y ayuda a los/as niños/as a entender lo que se espera de ellos/as cada día. Pero antes de decir un horario diario, toma en cuenta lo que funciona mejor para ti y para tus hijos/as. Por ejemplo, si tú tienes reuniones todos los días a las 10:00 am, no programes el refrigerio/snack de tus hijos/as a las 10:30 am. O si sabes que tu hijo/a se pone de mal humor como a las 2:00 pm, intenta de agendar un descanso para hacer ejercicio a esa hora. Ajustar el horario de acuerdo a lo que sabes que cada persona necesita ayuda a que el día transcurra de manera tranquila. 

Ten un horario para el desayuno cada mañana.¡Lomismo para despertar! El desayuno es una comida muy importante que asegura que los/as niños/as tengan la energía que necesitan para mantenerse alertas y listos/as para aprender.  Nuevamente, tener un horario al que te apegas es importante para la consistencia y la estructura.Pedirle a tus hijos/as que se sienten ya vestidos para desayunar también ayuda; pues de esa manera ya están listos/as para comenzar a aprender en cuanto terminen.  

Programe descansos frecuentes para estirarse y hacer ejercicios lejos de las pantallas de trabajo.

Foto por pexels de Yan

Sentarse frente a una pantalla puede ser agotador para los/as niños/as; ¡y para las mamás! Por cada 30 a 45 minutos de clase o de trabajo, toma un descanso de 5 o 10 minutos para ejercitarte, estirarte o moverte; de esa manera la sangre va a fluir y madres e hijos/as se van a revitalizar. Intenta caminar alrededor de la cuadra, jugar a aventar la pelota, hacer algunos saltos, brincar sobre un pie, hacer algunas volteretas, o cualquier actividad que genere energía en la familia y haga que todos/as se muevan después de haber estado sentados/as frente a las pantallas.  

¡Los descansos para el almuerzo sirven como educación nutricional! 

El almuerzo en casa puede ser complicado, pero cuando involucras a tu hijo/a y le pides que se involucren la preparación del almuerzo, tienes una oportunidad para que ellos/as aumenten su competencia en la cocina y aprendan un poco sobre los alimentos. Pídele a tu hijo/a que te ayude a preparar el almuerzo o incluso que cree menús para la semana.Habla sobre los tipos de alimentos que estás preparando; hazle preguntas sobre los lugares en donde crecen, a qué saben, en qué otros platillos se pueden utilizar, etc. Si tu hijo/a es mayor, puedes pedirle que busque algunos datos sobre ciencia de los alimentos utilizando Interneto la biblioteca escolar si tiene acceso en línea.  

¡El descanso es importante para todos!  Sabemos que sugerimos programar descansos, pero es esencial incluir 30 minutos completos de movimiento libre de pantallas. Puedes ir a pasear al parque si hay alguno cerca, o encontrar una clase en YouTube (hay para todas las edades), hacer alguna competencia de ejercicios de calistenia/gimnasia, o jugar a que “el piso es lava”. No somos exigentes, ¡siempre y cuando los/as niños/as y sus mamás estén haciendo ejercicio! Esto mejorará el aprendizaje del día-a-día, y también ayuda a lidiar con el estrés.   

Las expectativas son clave; ¡para su día y para el tuyo! Sabemos que posiblemente tengas que trabajar desde casa mientras tu hijo/a está aprendiendo,porlo que es muy importante que tu hijo/acomprenda cuándo estás disponible para ayudarle y cuándo no. De manera similar, ¡también es importante establecer expectativas sobre lo que debe estar haciendo cuando tú no estás disponible! Habla con tu hijo/a sobre lo que necesita y sobre cómo puedes apoyarlo/a. Establecer expectativas ayuda a reforzar el horario del cual hemos estado hablando, lo cual beneficiará a toda la familia durante estos tiempos tan complicados.  

Foto de pexels por Nicholas Githiri

Tómate un tiempo para divertirte con la familia: Puede sonar extraño dado que están pasando mucho tiempo juntos cuando todos están en casa, pero tomarse el tiempo para estar con la familia, sin trabajo ni escuela, es importante para la conexión social, la relajación ¡y la risa! Esto puede ser algo tan sencillo como consumir el almuerzo todos al mismo tiempo, o colaborar todos para preparar la cena familiar, o tener una noche de juegos familiar. Pasar tiempo juntos como familia y haciendo algo divertido es una motivación para todos durante la semana, y puede mejorar el estado de animo y los niveles de energía. 

Por último, y quizás lo más importante, ¡sé flexible y gentil contigo misma, mamá! Este no es un momento fácil para nadie, y no tienen que ser perfectos todos los días, pero eso está bien. Sabemos que estás haciendo tu mejor esfuerzo, y estamos seguros de que tus hijos/as también. ¡Esperamos que algunos de estos consejos te ayuden a que tus días sean más sencillos y saludables! ¿Has intentado alguno de estos consejos o recomendaciones? ¿Cuáles funcionan bien con tus hijos/as? ¡Cuéntanos en los comentarios, debajo!